AUTOPROMOCIÓN: ni mucho que queme al santo ni poco que no lo alumbre

Hay una expresión de uso corriente, al menos de este lado del mundo, que reza: Dinero llama dinero. Cierta o falsa, no podemos negar que mantener un carácter optimista despierta en otros actitudes similares, y visceversa, un sentimiento pesimista acarrea impresiones afines. Lo anterior viene a colación por un excelente artículo que nos ofrecen en Lifehack sobre 11 reglas de la autopromoción, basadas en la sencilla, práctica pero a veces desaprovechada premisa: ofrece lo mejor de tí mismo.

Y para no irnos tan lejos, metamos en una “jaula de laboratorio” a un excelente representante de la autopromoción: Eduardo Arcos. Dejando de lado la opinión que guardo respecto a él (vertida en esta entrada), es impresionante (al grado egolatra que sería el extremo de la autopromoción)  su facilidad para hablar sobre sí mismo, al grado de pensar que a estas alturas -dejando abierta la posibilidad a que en otras etapas haya sido diferente- el único contenido propio que genera es cuando se refiere a él, y ya sería el colmo que copypasteara hasta las impresiones que sobre si mismo se producen (sensasional sería ver en su Alt10… ésto por ejemplo, que de hecho ya lo auguran). En su reciente artículo sobre el uso que durante un año ha hecho de Twitter, y autoproclamarse como el non-plus-ultra del twitteo hispano -algo en lo que lleva ardua competencia con otro afamado topblogger de nombre Enrique y que evidencía ácida pero certeramente Alfredo de Hoces- te lanzas de curiosidad a ver que aventuras puede estar sorteando nuestro emblemático emprendedor ecuamexiespañolizado (para facilitar las cosas: ciudadano del mundo y que está colapsando La Lista WIP que aún no lo incluye al no decidir a qué país adjudicarlo -no quieren causar diferiencias diplomáticas internacionales-) te enteras, aparte de que está tomando cafecito, de que Gizmología tiene nuevo diseño (¿lo de la lavada de cara en Febrero es ley?). Autopromoción a todo lo que da.

Volviendo, ahora sí, a los prácticas recomendaciones de Lifehack, y advertidos de su no-abuso, tenemos como principales aspectos a tomar en cuenta al momento de autopromovernos:

  • Deja claro tu valor añadido: si te puedes responde la pregunta: ¿Qué ofrezco yo que los demás no? Si no lo sabes, o no lo hay, a meter mano…

  • Ten confianza: si te has atrevido a depositar tu confianza en otros que conoces, y más aún, en otros que no conoces, ¿por qué no hacerlo contigo mismo?

  • Atento al contexto: aunque los ideales deben prevalecer sobre las circunstancias, también recuerda que el “a donde fueres haz lo que vieres” tiene su razón de ser.

  • Se objetivo: no cometas como yo, el error de mezclar tus sentimientos viscerales hacia algo -o alguien como en este caso- cuando abordas un tema. Patético.

  • Gánate el derecho: no podría yo escribir un artículo ¿Cómo conseguir 1000 suscripciones a tu feed en 8 semanas? si en 7 apenas he conseguido 312… ¡Por Dios!

  • Se concreto: No tengo el dato de cuantos de ustedes (que me leeen en el feed) se registraron por la sencilla frase “¿Quieres leer más artículos como éste?” Pero no dudo que más de alguno ;)

  • Explica lo que haces y lo que ofreces: 3 palabras solamente: Daniel da catedra.

  • Forja una razón por la que deben creerte: no “deben” de obligar, sino de por qué eres digno de ganarte la confianza de los demás. La pregunta ¿por qué debo creer y/o confiar en lo que dices? necesita hoy en día más que la reputación para ser respondida.

  • Mantén las relaciones: demuestra sincero interés por las personas con las que te vinculas y entre los que “te vendes”; en esta entrada decíamos: “nunca subestimes el poder de un cliente enfadado, Pero tampoco el de un cliente agradecido”. Doy fe.

Que tengan mañana el mejor de los domingos y gracias anticipadas a los/las valientes que ya se apuntaron al intercambio por el Día de la Amistad… Ojo,¡que nos falta uno de Física Cuántica!

 

 

 

 

5 Comments

  1. Milagros
    feb 09, 2008 @ 17:15:00

    No me gusta criticar, pero soy la persona en español que más seguidores tiene. Juas, dios.

    Amate a ti mismo y serás el amo del twitter! Juas. Es cómico. Me ha dado gracia. :)

    Buen post.

    Reply

  2. Pablo
    feb 09, 2008 @ 17:25:24

    Eduardo Arcos realmente y no me preguntes por que, no me cae mal, o sea creo que ser asi es “su negocio” genera polemica, critica y se cree un Dios, pero sinceramente no creo que sea asi en la vida real, me parece que es lo que vende todo esto.
    Muy buen post, abrazo!

    Reply

  3. Jokin
    feb 09, 2008 @ 17:26:38

    ..a eso por aquí le llamamos bilbainada :-)

    …ah! y si en vez de física cuántica es de música gregoriana también nos animamos :-)

    …será por comentar…Patxi!!

    Reply

  4. irreductible
    feb 10, 2008 @ 03:45:24

    Buen post como siempre Victor…

    Me gustaría comentar algo sobre el tema de “generar confianza”, cosa que veo imprescindible para conseguir lectores… que en el fondo es el objetivo de esa “auto-promoción”

    Lo cierto es que para el tema de la confianza es fundamental la objetividad… o por lo menos un intento sincero de conseguirla.

    Nadie es objetivo y mucho menos en blogs personales… pero si intentas realizar un blog de tipo científico, informático, historico o simplemente informativo… es muy importante intentar buscar todos los puntos de vista antes de postear…

    Si alguien te lee (al menos frecuentemente) es porque, como bien dices, confia en tí y en lo que le cuentas… Y en eso es fundamental la objetividad.

    Ultimamente la cosa por los blogs que normalmente visito se está volviendo cada vez más loca (Recuerda que por aquí en España estamos de campaña electoral) y la gente… bloggeros incluidos… se están posicionando con demasiada evidencia para mi gusto…

    Un saludo

    Reply

  5. Víctor
    feb 11, 2008 @ 21:14:21

    Lo que nos queda claro a todos es que el muchacho se sabe vender…

    Reply

Leave a Reply

*